Sunday, January 8, 2012

Capitulo Uno, escrito por: DyC_Sara

Capitulo Uno
Escrito por: DyC_Sara

El Despertar

Sintio como el calor de la adrenalina recorrio desde la punta de sus dedos hasta su mirada.Podía sentir claramente como provocaba el cosquilleo y el deseo de terminar con lo que habia iniciado meses atrás.
Habia tenido suficiente.
Y ya era el momento de terminarlo.
Fue entonces cuando su mirada se topo con la de ella, recorriendole...queriendo con ella hacerle reaccionar de alguna forma, pero no lo conseguiria.
No se trataba de un deseo.
Tenia que hacerlo.
Se remojo los labios con saliva, y el arma temblo entre sus manos en reacción a la impotencia que le consumia por dentro.
¿Porqué?
¿Porqué no podia hacerlo?
Por primera vez en años sintio como sus ojos se humedecian poco a poco ante el inevitable deseo de derramar aunque fuera una lágrima.
¡No!
No podia llorar, ella no era debil, no le doleria.
Presionaria el gatillo del arma sostenida entre sus manos y no sentiria el más minimo dolor...
Si, asi seria.Al fin y al cabo...no era nadie
¡Nadie!
Y entonces...si no era nadie; ¿porque sus manos temblaban?¿porque sus ojos eran capaces de hacerle retroceder?
¡No me mires! Exclamo su mente aturdida ante sus ojos fijos en el arma de fuego sostenida entre sus manos, no lo hagas...

Su corazón palpito tan fuerte contra su pecho y sin más abrio los ojos para mostrar sus pupilas dilatadas en medio de la oscuridad, se sentó en la cama al mismo tiempo que parpadeo intentando ubicarse.
“Fue solo un sueño...un tonto sueño”
Sintio como el sudor resbalaba por su frente y no permitio que la gota llegase a resbalar su cuello, pues quito el rastro de esta con el dorso de su mano.
“Un sueño, solo...un sueño...” se repitió
Habia parecido tan real, tan único.Negó con la cabeza, claro que no...un sueño era solo un juego de la mente.No tendria porque volverse realidad, además no conocia a ninguna de las personas que le habían rodeado.
Le irrito el sonido del despertador al segundo en que comenzo a sonar, y termino por apagarlo de un golpe rapidamente antes de pasar sus manos por su rostro.
No había descansado, pero no importaba.El trabajo era el trabajo, pensó antes de colocar sus pies en la fria madera de su departamento.
—Buenos días señorita Johnson—saludo Peter al mismo tiempo que le abria la puerta del edificio para que saliera
Pero como siempre ella no respondio y solo se dirigio a su auto mientras sostenia su envase metalico con café en una mano.
Nunca había entendido porque Peter se empeñaba en saludarle cada mañana aunque ella no contestase.
Quizá se trataba de alguna politica establecida por sus jefes, pensó mientras abria la puerta del auto.
El reluciente carro plateado destacaba desde antes de tener tal conductora, pero al tenerla sin duda alguna el carro parecia el carro utilizado en un anuncio con modelo incluida.
—Tienes una cita en Ubo con Doglas en quince minutos Kate, no llegues tarde—ordeno la voz de Jannet, su asistente, al otro lado del audifono que posaba en el oido de la conductora
—Respondeme algo Jan
—¿Si?
—¿Alguna vez he llegado tarde?—pregunto mientras las comisuras de sus labios luchaban por curvarse sin obtenerlo y la mano derecha de la chica, se dirigia a la palanca de velocidades
—No que yo recuerde, ¿Porque?
—Entonces no me pidas que no me retrase—pidio presionando el acelerador causando que las llantas del carro chillasen contra el asfalto
Tan pronto consiguio llegar pudo visualisar a Michael Dauglas en una mesa apartada, le cedio su abrigo al gerente y camino con paso elegante y singular en dirección a su “jefe”.
Y solo basto sentarse para que él colocase la fotografia de su proximo trabajo sobre la mesa.
—Tom Richmond...¿te digo el porque?
Johnson nego con la cabeza.
—No me interesa

No comments:

Post a Comment