Sunday, January 8, 2012

Capitulo 6, escrito por: Marce-_1501

Capitulo 6
Escrito por: marce-_1501

Sintió hasta el último de sus dedos congelarse, su cara pasó de estar ruborizada a tonarse blanca. Trago saliva hacia adentro, acto que demostraba lo cuan nerviosa estaba. La mirada fulminante de su jefe le dio a entender que tendría que seguir con el show ¡SI SUPIERA QUE SU PROXIMA VICTIMA LE HABIA DESCUBIERTO! Pero no tuvo más remedio que obedecer a la exigente mirada…

***


Elisa miro el reloj blanco pegado a muñeca, era la hora perfecta, Pensó, antes de encaminarse hacia dentro del “burdel” si, muchos se podrían preguntar qué haría una mujer como ella en un sitio como ese, no interesaba mucho la respuesta.

Miro el lugar detenidamente, borrachos, jóvenes trabajando ilegalmente, sexoservidoras menores de 18 años, tendría tantas razones por las cuales clausurar el lugar, pero esa no había exactamente la orden de su jefe. Se concentro en lo que realmente era importante, Tom, debería estar en una esas mesas… ¡SI! Justo en esa.

Elisa sonrió torcidamente y se acerco a una mesa cercana, justo al lado de la que se encontraba Tom y John, pidió una cerveza… era lo que menos le embobaba la cabeza y en ese lugar no podía darse el lujo de pedir una gaseosa o un jugo natural.

-¡Hey! Cuanto tiempo- exclamo el chico alto, con sus músculos bien tornados y su expresión fuerte pero cautivadora. Llamando la atención de muchos en el bar, especialmente la de Tom que lo ignoro en cuanto se dio cuenta de que era un chico sin sentido.

Elisa parpadeo un par de veces intentando comprender o analizar que hacia su amigo en ese lugar y justo en frente de ella.

-¿Se puede saber qué demonios haces aquí?- pregunto Elisa una vez el chico se sentó a su lado.

-¡Esa no es la forma de tratar a un viejo amigo!- exclamo nuevamente Jesse, fingiendo una postura cómoda… que no le resultaba nada fácil.

-¿Puedes dejar de llamar la atención?- pregunto más bien pareciendo una petición angustiada.

-¿Pero de que me hablas? Si no llamo la atención- carraspeo la garganta acomodándose ligeramente la camisa.

-Es lo que estás haciendo en este precioso momento- susurro Elisa, bastante tensionada.

Jesse miro a su amiga y luego a la mesa del lado y entonces, después de varios minutos en silencio… lo comprendió, allí estaba Tom. Tomo un bocado de aire y sonrió sin esfuerzo alguno.

-¿Así está mejor?- relajando su postura.

-Mucho mejor- dijo esta vez Elisa, relajándose un poco.


***

En cuanto la música acabo Kate bajo del escenario por la parte trasera, casi corriendo. Se quito toda prenda seductora que su cuerpo pudiera lucir en ese momento y se puso algo más fresco, menos excesivo.

-¿Y ahora que voy hacer?- se cuestionaba caminando de un lado a otro, bastante nerviosa… no podía darse el lujo de estarlo, ahora más que nunca tenía que aparentar tranquilidad y serenidad… ¿PERO COMO HACERLO SI TODO SE HABIA COMPLICADO?

-¿Decirme que tu fotógrafo estaba dentro del público para sacarte nuevas fotos para el catalogo de la próxima edición de tu revista?- la voz de Tom sonó cautelosa atreves de la puerta semicerrada.



Kate se giro rápidamente al escucharle y entonces suspiro antes de sonreír seductoramente –Tienes que aceptarlo, esto lo hace mucho más fácil…- susurro dando un par de pasos hacia la puerta.

Tom se rio con sarcasmo -¿Qué lo hace más fácil? ¿Qué seas una cabaret?- pregunto nuevamente el chico de pelo castaño, entrando para después cerrar de un todo y por todo la puerta del si se podía llamar, camerino.

La chica arqueo una ceja y corto distancia con Tom, pegando sus senos al fuerte pecho del chico, quien sonrió ásperamente.

-Lo dejo todo por ti si me lo pides en este preciso momento- susurro Kate en su oído, mordiéndole el lóbulo de la oreja.

La piel erizaba del hombre que se encontraba bastante tensionado se hizo notar, cosa que le agrado a ella, lo tenía en sus manos… lo sabía.

-¿Sabes? Lo pensaría si no tuviera más cosas en las que ocuparme en este momento, no pretendo lidiar con una…- prefirió no seguir con la insultante palabra.

Pero ni siquiera hubiera sido necesario acabar la frase, puesto que la gruesa y firme palma de la mano de Kate se estampo contra la mejilla de Tom, haciendo que la cara de este se volteara en el acto.

La cara del chico se torno a estar roja de furia, su mano fría fue a parar en su mejilla ardiente por el golpe que acaba de recibir.

-Eres un estúpido Tom- susurro Kate con los dientes claramente templados antes de tomar la barbilla del chico y obligarle a mirarla –Si quiero, te mato a golpes ahora mismo…- dijo con su voz aparentemente tranquila, enterrando sus afiliadas uñas en la mandíbula del chico –Pero te me haces demasiado tentador y me excita verte enfadado- dijo descaradamente. Tom no tuvo mucho tiempo de asimilar sus palabras puesto que la boca de la chica fue en un solo objetivo: aprisionar los labios de Tom.

Kate jugó con su lengua, mordió y marco su piel, le enterró su cuerpo hasta sentir que Tom estaba en el punto exacto de excitación… le provoco en todos los sentidos, le hizo olvidar hasta de su propio nombre. Aun cubiertos por la ropa, no había llegado a más que simples toques y excitantes juegos de palabras, a más que simples y des garrantes apretones… hasta que de pronto un fuerte golpe en la puerta que se abrió ante el impacto los obligo a separarse…

Tom trago saliva con la respiración agitada, su camisa estaba rasgada y su pelo desarreglado…



Kate se mordió el labio y templo los nudillos de sus manos.

-Lo… lo siento, yo… me equivoque de cuarto- dijo una suave y dulce voz que fue suficientemente cautivadora para que Tom se olvidara completamente de que Kate existiera en ese momento… era ella… con un no planeado plan, era Elisa.

No comments:

Post a Comment