Sunday, January 8, 2012

Capitulo 2, escrito por: Barbie_eliz

Capitulo 2
Escrito por: Barbie_eliz

—Tom Richmond...¿te digo el porque?
Johnson negó con la cabeza.
—No me interesa el por que…de todas maneras es lo que hare no?-dijo altaneramente, tomando la foto para mirarla.
-Kate…quiero pensar que lo harás sin mayor problema…
-Siempre es así…no e fallado en ninguna misión…así que esta vez no tiene por que ser distinto…-dijo dibujando una leve sonrisa de satisfacción en sus rojos labios.
-Así me gusta…-dijo al verla levantarse de su silla con cierto aire enigmático, de no saber realmente lo que podría llegar a pasar por la mente de esa hermosa mujer.
Kate guardo la fotografía en su chaqueta y salió al estacionamiento, subió a su auto y se puso en dirección de la que seria su nuevo departamento, mientras iba en camino, pensó en mil maneras de llevar a cabo su trabajo, pero cada idea le parecía mejor que la otra…en fin ya tendría tiempo para decidirlo…

Kate estaciono su auto, y miro los departamentos quitándose sus lentes oscuros, busco la llave de su departamento mientras encaminaba hacia el, y lo encontró en pocos minutos, abrió la puerta y entro reconociendo sus pertenencias en la recamara principal, se despojo de su chaqueta dejándola en el sofá, y abrió su armario mirando sus prendas, todas le gustaban eran sensuales y sexys pero sin ser demasiado llamativas lo ideal para el tipo de trabajo que tenia, tendría que elegir el atuendo ideal para llamar la atención del tal Tom, sin ser demasiado obvia.
Se asomo por la ventana que daba al estacionamiento, y miro que su victima estaba bajando de su auto, era guapo se dijo a si misma.

-Una pena..tener que matarte…-dijo al alejarse de la ventana y dejar caer la cortina, se acerco al armario y busco unos shorts bastante cortos que dejaran admirar sus bien torneadas piernas, y una blusa ceñida al cuerpo color rojo su favorito, se soltó el cabello largo, y se miro al espejo, daba el aspecto de una persona normal, una nueva vecina sin mayor intención que buscar una taza de sal, sonrió y con una taza en mano salió de su departamento solo para ir al de enfrente, el de Tom, toco la puerta y espero unos pocos segundos antes de que el hombre le abriera para que sus miradas chocaran quedando fijas en la otra…

Tom la miro y la recorrió con la mirada, desde sus ojos verdes que lo dejaron prendido de ella, hasta sus piernas que se dejaban ver, Kate noto aquello, y al igual que el, pudo observar su bien dotado cuerpo, nada mal, pero se dijo que tendría que acabar con el de una manera que de el no quedara nada…como lo vio tan entretenido mirando su anatomía, que decidió sacarlo del trance, al dedicarle una sonrisa.
-Perdón si te interrumpí en algo…pero es que soy nueva aquí…-dijo sonriéndole, dejando a Tom mas embobado.
-No, no, tranquila solo miraba la televisión…-dijo mirando sus verdes ojos.
-Que bueno…eh...soy Kate…-dijo extendiéndole la mano.

-Tom…un gusto enorme conocerte…-dijo tomando su mano, haciendo estremecer a Kate ante el contacto, pero al contrario de ella, Tom noto algo de enigmático en su mirada, algo que no noto antes por estar ocupado mirando su anatomía, noto como si esa sonrisa escondiera algo, como si tuviera algún motivo oculto, descarto esa idea al verla dedicarle otra pequeña sonrisa.
-Es un gusto conocerte Tom, perdón la molestia pero no tendrás un poco de sal que regalarme? Con la mudanza no se donde e dejado todo…-dijo de una manera que a el no le quedo mas que asentir.
-Si, claro ehh…quieres pasar?-le pregunto señalando su departamento, con una sonrisa.
-Gracias…-dijo pasando al interior del lugar, demasiado cerca de Tom, que sintió el roce del cuerpo de Kate al pasar.
-No sabia que teníamos vecina nueva..-dijo mientras iba a su cocina.
-Si, fue una mudanza algo rápida…-dijo examinando el lugar donde vivía Tom, ordenado, no en modo obsesivo, si no cada cosa en su lugar, libre de polvo, el departamento de un hombre soltero.
-Aquí tienes…-dijo Tom, entregándole la taza con sal.

-Gracias…Tom-dijo rozando sus manos con toda la intención.
-De…nada, estamos a unos pasos si necesitas algo…-dijo amablemente.
-Como te agradezco esto Tom?-pregunto acortando la distancia entre ellos, pero no tanto como para ser tan obvia
-No tienes nada que agradecer..para eso somos vecinos no?-dijo sin notar sus intenciones.
-Ya se…que te parece con una cena?-pregunto mordiendo ligeramente su labio.
-Una cena?-pregunto confuso.
-Si…que dices aceptas mi invitación?-pregunto mirándolo profundamente.
-Eh..Yo…creo que suena excelente, no me gusta cenar solo y una compañía como tu es genial idea-dijo riendo.
-Bueno solo que en mi departamento no puede ser esta echo un desorden…y no creo que sea buena idea estar ahí…-dijo Kate tratando de ser creíble.
-No hay problema…te diría que fuera aquí..pero mi cocina esta vacía y no hay lo suficiente como para hacer una cena…-dijo Tom riendo-Como solo soy yo…pues no hay gran cosa en la nevera…-dijo sonriéndole.
-Pues solo queda una opción…-dijo Kate provocativamente-Pasas por mi a las 8?-pregunto Kate.

-Claro…digo solo es cosa de abrir la puerta y caminar unos cuantos paso no creo que llegue tarde…-dijo bromeando.
-En ese caso…tal parece que empiezo con el pie derecho viviendo aquí…
-Por que lo dices?-pregunto arqueando las cejas.
-Por que parece que esta noche conoceré mejor mi vecino…-dijo sonriendo sarcásticamente-Ya sufrientes molestias te di…así que mejor me voy…así me arreglo para esta noche…-dijo dedicándole una de sus mejores sonrisas.
-Claro…te acompaño…
-No te preocupes voy sola..-dijo Kate dándose la media vuelta y saliendo del departamento de Tom, con su mirada en ella, Kate entro a su departamento, dejo la taza de sal en su mesa y suspiro.
-Este trabajito tardara menos de lo que creí…-dijo entrando a su cuarto a buscar un atuendo para esa noche.

---
Tom en su departamento, seguía pensando en ese par de ojos verdes que tenia su nueva vecina Kate, era muy hermosa, y de un cuerpo bastante tentativo…pero pensaba que había algo en ella que no era totalmente lo que dejaba mostrar…

No comments:

Post a Comment