Sunday, January 8, 2012

Capitulo 17, escrito por: Marce-_1501

Capitulo 17
Escrito por: Marce-_1501


Elisa sintió los suaves y delicados labios de Steve sobre su mejilla y sintió cierto escalofrió ante el contacto, no sabía porque… pero aquel tipo había causado una extraña sensación en su estomago. Tenía miedo, mucho… y más que todo, temía por volver a hacer forzada a algo que no quisiera.

Recibió la tarjeta solo por cortesía aun que en realidad sabía bien que tendría que tener mucho tiempo libre para llamarlo, en sus pensamientos no cavia esa posibilidad.

Fue en directamente a su casa, su madre… seguramente estaría muy preocupada por ella, no se había aparecido por allí los últimos días.

****

Kate busco definitivamente los labios de Tom y al tocarlos sintió la frialdad de estos, frunció el entrecejo claramente frustrada.

-¿Se puede saber porque no me besas?- tomándole de las mejillas.

Pero Tom pareció no escucharle puesto a que su mirada estaba puesta en el techo del departamento de Kate.

-Tom- le llamo pacientemente y al ver que este no le contestaba le dio una leve cachetada en la mejilla, haciendo que este reaccionara de inmediato.

-¿Qué pasa?- tocándose su mejilla.

Eso enfado mucho más a Kate, pero ella lo disimulo -¿Por qué demonios me ignoras?- chillo y ese gesto la hizo ver tremendamente infantil pero eternamente tierna.

Tom sonrió levemente para después enderezarse en el sofá y tomar el rostro de Kate entre sus manos y acariciarlo –Estaba pensando en algo- susurro mientras sus ojos se posaban en la mirada curiosa de Kate.

-¿En qué?- se limito a preguntar la chica.

-Si ese bebé es mío, como me lo has dicho hace un momento- acerco sus labios a los de la mujer en frente del, pero sin besarla –Creo conveniente que dejes el… burd… digo, el sitio ese en el que trabajas-

La cara de Kate se torno completamente seria, era ese momento el que no quería que llagara.

***

Los ojos de Elisa permanecieron húmedos por unos largos minutos, mientras su mente procesaba lo que acababa de observar. Su casa, completamente derrumbada y simplemente veía los rastros de los escombros. Cuando por fin pudo entrar en razón… lo primero que su voz pronuncio fue:

-Mamá…-

***

-¿Dónde demonios esta Elisa?- preguntaba exaltado Jesse –Como puede que ser que la hayas perdido de vista ¡ESTAS MAL DE LA CABEZA SUSET!- exclamo ahora claramente nervioso.

-No te atrevas a hablarme en ese maldito tono- le apunto con un dedo y templo las muelas –Tu en vez de estar conmigo te has ido a “almorzar” así que vete a la fregada- Cruzándose de brazos.

Jesse la miro con frustración –Y… ¿te vas a quedar ahí paradota?-

-No, no… vamos, que por lo visto ya tienes próxima esposa ¿no? –

-¿De qué hablas?- arrugando el centro de sus cejas.

Suset rio –De que te mueres por Elisa, de que te casarías con ella a la semana de conocerla como lo hiciste conmigo- le apunto –No sé cómo pude ser tan tonta- recordando… lo apresurado que había sido todo.

-¿Te arrepientes?- pregunto con desconsuelo el chico.



-POR SUPUESTO QUE SI- le miro con los ojos a punto de derramar la primera lágrima –Porque… porque mi vida fue un infierno contigo…- decía asperada.

Jesse sintió un fuerte dolor en el pecho ante esas palabras pero… inmediatamente tomo de la cintura a su ex esposa y la pego a su cuerpo -¿No disfrutaste de esto?- abrasándole con amor -¿No disfrutaste de mis cenas cuando recién llegabas?- e insofastamente sus miradas se compenetraron –¿No disfrutabas de mis… labios?- y ahora sus labios chocaban.

Suset sintió un notable escalofrió recorrerle el cuerpo.

-¿Ves como causo que todo tu cuerpo se estremezca?- sintiendo como el aliento de Suset chocaba contra sus labios.

La chica dentro de sus brazos tomo el rostro del chico para después hundirse y perderse en sus labios, como en los viejos tiempos.

Continuara…

No comments:

Post a Comment