Sunday, January 8, 2012

Capitulo 19, escrito por: Gloria

Capítulo 19
Escrito por: Gloria

En un barrio bastante alejado de la ciudad, en una casa vieja y sucia se encuentra Michael Douglas escondido, desde allí sigue dando órdenes para el manejo del narcotráfico y de tráfico ilegal de órganos, todo mundo lo da por muerto y además se ha cambiado totalmente el rostro, la única que sabe que está vivo y conoce su nuevo rostro es Kate quien lo vió por última vez antes de emprender el viaje creyendo que con esto quedarían liberados de la muerte tanto Tom como ella y el bebé que lleva en su vientre.

Douglas hablando por su celular:

¿Todo listo?

Al otro lado de la línea:

Sí jefe, esta vez nadie nos vió en el hospital


HOSPITAL GENERAL

20 patrullas rodean el hospital y entran dos policías con orden de aprensión para el director del mismo.

Policías: Buscamos al Dr. Paul Lennon

Dr. Paul Lennon: Sí, soy yo ¿Qué se les ofrece?

Policías: Tendrá que acompañarnos, el hospital tiene 14 demandas por tráfico de órganos y usted como el director que es tiene toda la responsabilidad

Dr. Lennon: Pero ¿De qué rayos están ustedes hablando? Aquí no hay ningún tráfico de órganos, esto es un atropello.

Los policías lo esposan y le leen sus derechos legales:

Tiene usted derecho a llamar a un abogado, si no cuenta con recursos económicos suficientes, el estado le otorgará por oficio uno sin costo alguno para usted
Tiene derecho a permanecer callado o de lo contrario todo lo que diga podrá ser usado en su contra



En eso llega el Dr. Steve Rogers y se queda mirando impactado como los policías llevan a su jefe esposado y con la mirada pregunta a lo cual el Director del hospital, el Dr. Paul Lennon, le responde:

Dr. Rogers llame por favor, inmediatamente a Lic. McCartney y dígale que esto es una emergencia, me acusan de un delito muy grave que no he cometido, estaré en la delegación, ahí en mi escritorio encontrará el número de su celular.

Dr. Rogers: Sí, doctor enseguida le marco

Departamento de Elisa

Elisa se encontraba llorando en su departamento cuando tocan a la puerta y ella abre:

Tom: Hola Elisa ¿Cómo te sientes?

Elisa: Muy mal, extraño muchísimo a mi mamá, sin tan solo hubiera muerto de alguna enfermedad pues ahorita estaría pensando que ella no sufre más dolores, pero no Tom, ella estaba perfectamente bien de salud, era tan joven, tan alegre, tan cariñosa, me consentía mucho con mis postres favoritos a mí a mis amigos, éramos solo ella y yo y ya no está conmigo ¡Me la mataron, Me la mataron!

Tom: Cálmate por favor Elisa, te comprendo y comparto tu dolor aunque no pueda hacer nada por ti.

Elisa: Sí puedes, Tom, puedes hacer algo por mi.

Tom: ¿Qué cosa? Dime Elisa, lo que sea que yo pueda hacer para ayudarte, solo dímelo y lo haré.

Elisa: Es evidente que fue Douglas quien la mandó a matar para vengarse de mí y estoy segura que ese asqueroso rufián no ha muerto, pues a nosotros no nos consta, no lo vimos que lo enterraran ¿No? Así que me vengaré de él y tu puedes ayudarme si quieres.

Tom: Claro que sí Elisa pero dime ¿Cómo? ¿Tienes algún plan?

Elisa: No por el momento Tom, pero primero que nada debemos descubrir si en verdad sigue vivo. ¿No has sabido nada de Kate?

Tom: No aún no he sabido nada de ella, se fue sin dejar rastro y con mi bebé en su vientre, pero espera ¿Por qué me lo preguntas así de repente? Si estábamos hablando de Douglas, ¿Por qué cambias el tema así de pronto?

Elisa: Me extraña mucho que siendo policía no tengas malicia Tom, no cabe duda que esa mujer te sedujo completamente, ¿Acaso no te has dado cuenta que Kate es la mujer que Douglas mandó para que te matara?

Tom: ¿Pero te has vuelto loca, Elisa? ¿Cómo pasas a creer eso? La muerte de tu mamá te ha afectado demasiado y no te culpo, no es para menos

Elisa: No, Tom, piensa por favor, todo es tan lógico, mira, Kate se aparece de repente en tu vida, te dice que antes de vivir aquí, vivió con una amiga en su departamento, que era modelo y que tiene una pequeña hermanita y a su mamá enferma, resulta que todo eso era mentira, trabaja de bailarina en un Bar y ¿De quién es el Bar? Nada más y nada menos que de Michael Douglas, le pides que deje eso y se case contigo, cualquier mujer aceptaría inmediatamente la propuesta, más estando embarazada y ¿Qué es lo que hace ella? Huir, dime Tom ¿No te parece que todo está más claro que el agua?

Tom: Tal vez sí lo había pensado antes pero no quería aceptarlo, me negaba a aceptarlo, pero yo me enamoré de ella, Elisa y ella de mi, lo sentí, tu puedes sentir cuando alguien realmente te ama o solo te está utilizando y yo siento que ella me ama de verdad, además ese bebé, nuestro hijo, fruto de ese gran amor que empezó por ser solo una fuerte pasión y se convirtió en verdadero amor.

Elisa: No dudo, Tom, que Kate en verdad se haya enamorado de ti y tal vez por eso mismo se fue para no tenerte que matar pero si mis sospechas son ciertas y Douglas aún sigue vivo, no solamente tu vida se halla en peligro si no también la de Kate y la de tu hijo, así que debemos tratar de localizar lo más rápido posible tanto a Kate como a Douglas.

Tom: ¿Qué propones?

Elisa: Vayamos mañana mismo con John Koleman y que sea él quien nos de instrucciones precisas.

Tom: De acuerdo, entonces mañana paso muy temprano por ti para irnos a ver a Koleman

Elisa: Te espero sin falta a las 7:00 de la mañana, que pases muy buenas noches Tom y cuídate

Tom: Buenas noches Elisa y tu también cuídate mucho, cierra bien todas las ventanas y puertas, no abras sin saber de quien se trata primero

Elisa: Así lo haré Tom y tu has lo mismo, recuerda que los dos estamos en la mira

Tom salió del departamento de Elisa despidiéndose con un beso en la mejilla cuando en eso llega Jesse.

Tom: Hola Jesse, que bueno que llegas, así no dejaré sola a Elisa

Jesse no le contesta a Tom nada y entra al departamento de Elisa después de que ella le hace señas que entre

Elisa: Que bueno que veniste Jesse me hace mucha falta hablar con amigos en estos momentos y ¿Suset?

Jesse: ¿Qué hacía ese aquí?

Elisa Sorprendida: ¿Cómo?

Jesse: Sí Tom, qué hacía aquí a solas contigo, acaso ya andas con él, recuerda que estás embarazada, ¿Ya se lo dijiste?

Elisa: No, no se lo he dicho aún, pero dime ¿Qué es lo que te pasa Jesse? Te noto muy raro, ¿Acaso estás tomado o qué? Además no me has respondido donde está Suset ¿Qué no habías vuelto con ella?

Jesse: No, Suset no me interesa para nada, la que me interesa eres tu y si quieres nos casamos y yo seré el padre para tu hijo

Elisa: ¿Sabes qué Jesse? No me gusta nada tu actitud, no eres el chico dulce que siempre eres, mi amigo, mi hermano, así que vete por favor

Jesse: La tomó de la cintura y la quiso besar a la fuerza pero Elisa le dió una bofetada y corrió hacia a la puerta, la abrió y le dijo vete por favor.

Jesse se fue dirigiéndole una mirada horrible, como jamás antes la había mirado ni a ella ni a nadie.

Elisa decidió tomarse un te para los nervios y se fue a dormir, cuando lo estaba logrando sonó el teléfono, ella contestó media dormida:

Sí diga

Al otro lado de la línea:

Ten cuidado Elisa, nada es lo que parece

Elisa: Bueno, bueno, diga quién habla...

Pero la llamada se cortó...

Continuará....

No comments:

Post a Comment